Taller Articardi

«El taller se concibe como un lugar para pensarDSC00447-copia-300-1
arquitectura y un tiempo didáctico para desplegar el
proceso del proyecto,
un espacio de aprendizaje disciplinar.

Es un ámbito de construcción de pensamiento
arquitectónico que opera a partir del
cuestionamiento de la forma de pensar, sus
desarrollos conceptuales y sus estrategias, las
praxis establecidas y sus materialidades. De esta
forma constituye un espacio de generación de
sinergias que contribuyen a crear
ideas originales e innovadoras.»

Proyectar la arquitectura y el urbanismo como instrumento de transformación profunda de la realidad es la esencia del taller.

El taller es concebido como un espacio colectivo donde el cuestionamiento de lo existente y lo conocido es la estrategia que detona un proceso de continuo intercambio y aprendizaje para la transformación del conocimiento y de la realidad material.

La arquitectura es idea que se materializa, la materia es soporte de la idea.

La coherencia del proyecto se despliega desde la concepción de la idea hasta el detalle arquitectónico, no por su resolución técnica solamente, sino por consustanciarse con la concepción proyectual.

La relación entre ensayar el oficio a través de la praxis del proyecto y profundizar la critica a partir de aprender a proyectar estudiando los proyectos materializados permite la configuración de un saber – hacer arquitectura que se encuentra en la base del taller.

“La arquitectura permanece arraigada al lugar incluso en una era celebrada por su cultura global” (Allen S., 2012). Es necesario sondear en las necesidades de la sociedad y aprender junto a ella, sin dejar de atender y entender nuestro universo global. Por el taller pasa la vida en su totalidad, alimentando al espacio proyectual desde una reflexión interactiva, para constituirse en contenido de proyecto.

El taller es un espacio con consistencia interna en lo disciplinar, y a la vez, es un ámbito abierto, poroso y perforado, y por lo tanto, atravesado por influencias diversas provenientes de otros campos disciplinares.

Al proyectar la arquitectura desde el paisaje y pensar en una arquitectura que se expande e integra al paisaje buscamos incluir el espesor conceptual que nos permite prefigurar y anticipar procesos dinámicos de transformación del espacio vital en todas las escalas.

El proyectista de arquitectura y urbanismo es un organizador o coordinador de escalas temporales y espaciales, con primordial especificidad e idoneidad en el manejo del espacio. La dimensión temporal esta presente en el hecho arquitectónico intensificando su relevancia al acercarnos a la escala urbano-territorial.

El taller busca incorporar la problemática ambiental y el desarrollo sostenible para generar propuestas de proyecto con capacidad de respuesta a los dilemas ambientales que presenta el crecimiento.

Necesitamos, hoy más que nunca, constituir una arquitectura comprometida y responsable del ambiente, del paisaje, de la ciudad y del complejo entramado social, dado que la formación profesional de proyectistas nos constituye en actores, gestores, administradores y constructores del espacio vital de nuestra sociedad futura.

Dr. Arq. Juan Articardi

Datos de Contacto:

secarticardi@fadu.edu.uy

Blog del Taller:

http://www.fadu.edu.uy/tallerarticardi/

Publicado por | 22 de febrero de 2015 - 16:16 | Actualizado: 10 de junio de 2016 - 12:45 | PDF