Museo Hiroshi Senju
Por Bach. Giorgina Guillén

03_IMG_Guillen

Programa: Museo
Autor: Ryue Nishizawa
Ubicación: Nagano, Japón
Año: 2011

Estudiante :: Giorgina Guillén
Tutores :: Arq. Roberto Langwagen & Arq. Raúl Buzo

03_IMG01_Guillen

Implantación

El museo fue diseñado por Ryue Nishizawa y dedicado especialmente a la obra del artista japonés Hiroshi Senju, ubicado en la ciudad japonesa de Karuizawa. La institución abrió sus puertas en octubre del 2011 y contiene alrededor de 100 obras del pintor japonés conocido por sus grandes pinturas inspiradas en cascadas. Se configura en base a una gran cubierta que se coloca en paralelo a la superficie del terreno, perforada en algunos puntos para generar patios ajardinados, que iluminan los diferentes espacios blancos del interior. El conjunto está constituido por varios volúmenes que se vinculan mediante un recorrido exterior acompañado de vegetación.

La Forma y su entorno

Senju le pidió al creador de esta obra que diseñara un espacio abierto, luminoso donde la gente pudiera observar sus obras, relajarse y pasar el tiempo en contemplación. El espacio abierto fue diseñado para unir la naturaleza de Kazurizawas y el arte de Senju. Ryue Nishizawa quería crear una unión entre el parque y el espacio, tan atractivo para las personas como salones privados en medio de la naturaleza.

«El museo abraza suavemente la pendiente natural del terreno, cuenta con iluminación controlada por grandes aleros, pantallas de plata y cristal UV tallado, permitiendo al mismo tiempo la penetración del verde de la vegetación«.

03_IMG02_Guillen

Foto aérea del exterior

 

Una serie de pozos de luz atraviesan la cubierta introduciendo zonas verdes en el espacio interior, que actúan como telón de fondo de las piezas exhibidas. En este caso la ondulación del suelo no es provocada; el museo es simplemente una manta que cubre el terreno y deja que este se le incorpore a su tejido. Siguiendo la pendiente del terreno preexistente, el suelo de hormigón se ondula ligeramente, condicionando el recorrido a través de los diferentes espacios del museo.
Entre el estacionamiento y el museo se encuentra el «jardín color de la hoja», que actúa como una zona de amortiguamiento natural para los visitantes. Conforman este espacio 150 variedades de plantas con diversas características. Hojas de color rosa, arbustos de color amarillo, púrpura, plata y rojo interactúan constantemente con los visitantes del museo, tanto en el interior del mismo como en su exterior.

03_IMG03_Guillen

Foto desde la circulación exterior del conjunto

El interior

Entre la alfombra de hormigón que acompaña la curvatura del terreno y la cubierta que sigue esta misma forma, encontramos un interior armónico, con el blanco y la vegetación como protagonistas. Es una planta libre, donde los espacios se delimitan por la forma orgánica y unos elementos verticales que van de piso a techo, también blancos, de los cuales cuelgan los cuadros del artista. Es un espacio que busca la contemplación tanto de las obras como del mismo espacio que las contiene y el entorno en el que se inserta.

03_IMG04_Guillen

Vista interior

La interacción entre el espacio interior y el exterior es constante. Ninguno busca imponerse sobre el otro sino que dialogan permanentemente entre si.

03_IMG05_Guillen

Vista interior

03_IMG06b_Guillen

Maqueta. Vista aérea y Sección

Densidad Visual

El símbolo es una simple línea dispuesta horizontalmente. No tiene color, lo que permite la emisión de luz y la reflexión para asumir un papel simbólico.

“Mi intención era evitar ser obligado por colores o formas fijas a fin de revelar cómo la naturaleza evoluciona con el tiempo y las estaciones”

El autor se inspiró en la luminiscencia del deslumbramiento de obras como la cascada y la superficie tranquila de aguas tranquilas. El símbolo también sirve para contrastar con la forma orgánica de la arquitectura, destacando la singularidad espacial.

Šî–{ CMYK

Diseño del símbolo

“Propuse un diseño que complementaría tanto la obra de arte y el espacio, así como la función como parte de la experiencia del museo”

03_IMG09_Guillen

Identidad Visual del museo

Nishizawa generó un museo que busca la interacción permanente entre espectador, obra de arte y entorno natural.

Es muy interesante observar los árboles y las plantas. Las flores no sólo son bonitas, cambian continuamente. Los insectos también son interesantes. En un jardín, por más pequeño que sea, siempre están pasando cosas”.

Kazuyo Sejima
“Camino hacia la extrema sensillez”. Diario El Pais, España. 2008

Publicado por | 6 de junio de 2015 - 21:59 | Actualizado: 6 de junio de 2015 - 21:59 | PDF

Palabras clave: , , ,