Tanque de agua Complejo América

Las fundaciones de estos tanques se han hecho en general, con pilotes, ya que, con tanque vacío, y dada su gran altura, conviene anclarlos al suelo.
De la viga de fundación que une los pilotes, arrancan las “columnas” armadas. Para construir la torre no se necesita andamiaje, los obreros trabajan apoyados en una ligera plataforma, apoyada a su vez en la torre misma, que se desplaza a medida que esta se construye. Cuando se llega a la parte inferior de la cuba se disponen los zunchos que absorben el empuje de la cúpula inferior.

Para construirla hemos usado dos sistemas:
a) cúpulas esféricas, haciendo primero una capa de ladrillo sobre un ligero encofrado, que se descarga en la torre.
b) Cúpulas cónicas construidas por anillos, desplazando cada anillo respecto al anterior. Para construir la cuba se hace primero una pared de ladrillo, colocado de espejo o panderete, dejando entre los ladrillos, lazos de alambre. Terminada esta pared, se construye el techo de la cuba, como se construyó su fondo.

De algunos de estos lazos de alambre se cuelga la plataforma de trabajo, que tampoco precisa aquí andamiaje. Utilizando los alambres, se ata, contra la pared, la armadura longitudinal y transversal que requiere la cuba, procediendo luego a hacer, en varias capas, el revoque de arena y portland necesario para cubrir la armdura y asegurar la estanqueidad, el espesor de este revoque suele ser de 5 cm.

Terminado el revoque de paredes, se revoca el extradós de la cúpula del fondo.

La torre se calcula y se comporta como una cáscara calada, los travesaños aseguran la trasmisión de los cortantes, que hace de la torre una unidad.

El tanque es un tronco de cono. Esto por dos razones:
a) Estructural: La conicidad disminuye los cortantes a absorber.
b) Estética: Se evitan las desagradables deformaciones perspectivas que tendría un cilindro.

La realización de la conicidad es simple: Se replantea primero la superficie cónica, haciendo, a 4 o 5 mts de altura una plantilla, con la sección correspondiente del cono a esa altura. Uniendo puntos correspondientes de base y plantilla, el obrero sigue el replanteo, para realizar la pared calada. Llegada la pared a la altura de la plantilla, se prolongan los hilos de guía, atándolos a maderas fijas a la parte ya construida. La precisión de forma, obtenida con este método, es muy grande. En el tanque de Las Vegas llegamos a los 27 mts con un error de 1 cm.

Con técnicas análogas a la descrita para lograr la conicidad, puede hacerse cualquier tipo de superficie reglada. Ya veremos luego las posibilidades arquitectónicas que esto da.

Memoria constructiva escrita por Dieste y tomada de una carta a la Arq. María Bottero de febrero de 1971.