Alhambra “Al-Qal -‘a al-hamra’ – Fortaleza Roja
Por Arq. Alvaro Sánchez Rubio

1 al

Ciudad dentro de ciudad…  ubicada sobre la colina de la Sabika en la margen izquierda del río Darro, esta meca del pasado del encuentro de cultura occidental y oriental, se encuentra en uno de los puntos más elevados de la ciudad de Granada.  Brota de las laderas una serie de murallas, palacios, terrazas y jardines, construidos con materiales del entorno los cuales propician la mimetización del conjunto en el paisaje.

La Alhambra fue  construida  en etapas por distintos  reyes de la dinastía Nazarí. Las primeras construcciones  datan  de comienzos del siglo IX, sumándose con los sucesivos reinados nuevas ampliaciones de la muralla y nuevos edificios y jardines en su interior.

Durante el reinado de  Mohamed ben Al hamar quien fuera el  primer monarca nazarí  se construyó  la residencia real dando comienzo al periodo de mayor esplendor arquitectónico, social y cultural. Sus magníficas murallas, torres defensivas y palacios se contornean en la geografía de las laderas de las colinas integrándose con sus formas y colores al paisaje circundante. Se  comienza  a distinguir  su arte desde la  mimetización con el  entorno desde fuera,  pasando  por  sus  accesos,  sus formidables puertas;  de armas, sobre la Alcazaba, la del Arrabal, en la Torre de los Picos, la puerta siete suelos y la puerta de la justicia o explanada.

Su magia comienza a intensificarse a medida que nos adentramos  en sus murallas  y el retroceder en el tiempo se profundiza al contemplar los diversos palacios.  Entre sus muros se encierra el refinamiento y la delicadeza de sus últimos gobernadores.  Según el Corán, a los hombres que siguieran sus doctrinas se les podría premiar con un paraíso en la tierra donde todos sus deseos serían satisfechos y alcanzarían la felicidad, dentro de la cual se encuentra la contemplación de la belleza a través de los sentidos.  Esta ciudad amurallada   proporciona al visitante sensaciones agradables, el correr del agua deleita el oído, los colores y las formas la vista, los jardines floreados el olfato, y las superficies talladas el tacto.

22al

 

La religión musulmana también se expresa en la decoración no permitiendo la presencia de figuras humanas o animales en sus grabados.  Los mismos  contienen   vegetales o decoración mocárabe, como los encontrados en sus columnas adornadas con capiteles de dos cuerpos, uno cilíndrico con decoración de cintas y otro cubico con mocárabes de origen bizantino en  capitel y cimacio.

Sus columnas forman un sistema propio que no aparece en  ninguna otra construcción, con su fuste fino y cilíndrico.

Esta arquitectura  pictórica, con sus simétricos y elaborados jardines, sus espejos de aguas, sus arcos esencialmente decorativos,  sus paredes recubiertas en cerámica o yeso elaboradas con magnifica maestría esconden la pobreza  de los materiales utilizados.

Entre sus principales construcciones se destacan El palacio Real, El Mexuar, El palacio de Comares y el Palacio de los Leones o Mohammed V.

 

33al

 

En 1870 La Alhambra se declaró Monumento Nacional. En 1984 se declaró Patrimonio de la Humanidad, convirtiéndose hoy en el monumento más visitado de España recibiendo al año más de 2.350.000 visitantes.

Esta ciudad se vio envuelta durante siglos por los combates entre las culturas y religiones, árabe y occidental, cristiana y musulmán.  Al pasar por sus puertas las podemos comparar con una puerta interdimensional que nos traslada al pasado, esa huella que nos queda no es solo arquitectónica ni edilicia, sino que también nos hace ver ese choque que ya se producía hace varios siglos y que continua aún vigente.

No hace falta más que escuchar las noticias, que más allá de lo tecnológico y del lugar geográfico donde se producen siguen tan vigentes como siempre. Más allá de todo la esencia misma del hombre  sigue intacta o tal vez necesite varios miles de años para cambiar ya que al parecer  las motivaciones de las guerras, conflictos, valores, intereses y todo lo que constituye nuestra esencia están sostenidos en el tiempo tal como en esta ciudad amurallada.

La  oleada  de “emigrantes” en otro contexto histórico vuelve a repetirse.  El circulo de la historia nos vuelve a alcanzar,  la guerra, el choque de culturas, las necesidades estratégicas, de recursos o tan solamente la esencia misma del hombre,  vuelven a  intensificarse estos días, las oleadas de emigrantes del mundo árabe chocan contra las costas de la Europa moderna, sofisticada y desarrollada.  Esta Alambra es el recuerdo de la interacción de culturas. Esperemos que se recuerde lo acontecido y con la base de la historia quienes tengan que decidir lo hagan de la mejor forma, integrando y permitiendo la coexistencia de las diferencias de la cual nos podamos enriquecer todos.44 al


autorArq. Alvaro Sánchez Rubio

Recibido en el año 2004 en Facultad de Arquitectura, UDELAR. Fundó en ese año el estudio Sánchez Rubio, dedicándose  a proyectos y  Dirección de Obras. En el año 2008 funda la empresa constructora tanto para  la realización de reciclajes como obra nueva. En el año 2009 realiza posgrado en la UDELAR especializándose en tasación de Inmuebles.


 

 

Publicado por | 19 de noviembre de 2015 - 16:23 | Actualizado: 26 de noviembre de 2015 - 05:26 | PDF