El sentido expandido de lo estético y la estetización generalizada. Premisa de trabajo sobre “comunicación visual”

En la primera media hora de la clase del 2 de mayo retomamos la tematización uno, que aborda el fenómeno de la estetización de la vida cotidiana, con el interés de presentar una mirada de lo estético en un sentido expandido, que encontramos en la propuesta de Marc Giménez y la noción de estetización generalizada planteada por Gianni Vattimo, que se liga a las nociones de ser y de experiencia estética, desvinculadas de los planteos de la filosofía moderna metafísica.

El sentido expandido de lo estético

Con Marc Jimenez lo que trajimos son tres razones para argumentar la noción de lo estético desde un modo de historizar genealógico. Desde lo genealógico lo estético está relacionado con el acontecimiento, con diferentes procedencias:

1. La diversificación del sentido de la palabra estética. Si vamos a lo que escribió Platón, el estaba inmerso en una manera de habitar el mundo, que tiene que ver con lo político, lo social, con ciertos valores que circulan. Sus definiciones son contextuales en lo social-político-cultural-histórico. Estaba inserto en una lógica ciudadana, que se tejía con la preocupaciones del momento. Lo bello para ese momento tenía que ver con algo que nos hacía más humanos. Desde esa propuesta podemos pensar lo estético inmerso en una red matriz cultural.

En cuanto a la doctrina kantiana, en la misma aparece el interés por el juicio del gusto que tiene lugar cuando la representación en el arte no es referida al objeto sino a la imaginación del sujeto individual y al sentimiento de placer generado por dicha representación.

Viendo esos planteos encontramos que el sentido de lo estético va a tener que ver con una episteme, con una condición epocal de producción de subjetividad, de producción de concepciones, de modos de construir sujeto y saberes.

2. Si tomamos lo estético del arte no podemos hacer “una” historia de la estética porque el arte es una definición variable, relativa. Por ejemplo, hoy podemos integrar el urinario de Duchamp a la categoría de obra de arte. Desde lo genealógico no habría una obra mejor que otra, cada obra es en su contexto. Aparece como valor lo relativo, que nos hace salir de la noción clásica de estética como belleza. Estamos siempre en esa tensión entre el idealismo y el relativismo en nuestros discursos.

3. La definición de estética aparece en un momento, en una fecha (1750) con Alexander G. Baumgarten. La estética Baumgarten la define como disciplina que trata de lo bello, entendido en el sentido amplio que abarca lo artístico. La definición disciplinar tiene que ver con la relación del hombre con el mundo a través de lo bello, del gusto, de la experiencia sensible, que puede ser estudiable y categorizable. El modo de llegar al conocimiento desde lo disciplinar es través de la razón, de las facultades cognitivas, de formas de conocer que se validan en la modernidad, en una apuesta al método racional científico. Se instaura un discurso bipolar sensibilidad/razón. Pero sin embargo cuando estoy pensando estoy siendo conmovido. El sentir y el pensar no están separados.

Entonces si lo estético es algo más que lo disciplinar, y tiene que ver con lo discursivo y con esos enunciados que emergen en ciertas condiciones de posibilidad, se lo puede concebir en su sentido expandido. En esa concepción ampliada de lo estético, la sensibilidad es objeto de reflexión y así la intuición, la imaginación, la sensualidad son modos de llegar al conocimiento, sabiendo que son facultades cognitivas que aparecen en dualidad con el conocimiento racional. Para Durand la función de la imaginación en el hombre ha sido rebajada constantemente por el pensamiento occidental, tachándola de la “loca de casa” y “maestra del error y la falsedad”.

Desde el marco genealógico es que podemos salir de la noción de “historia” tradicional y encontrarnos con modos de historización, críticos y reflexivos, que abren la posibilidad de visualizar distintas miradas, en clave histórico-social –discursiva, en torno a lo estético y que se relacionan con formaciones subjetivas, con la construcción de un sujeto sujetado a la imagen.

La estetización generalizada

Gianni Vattimo en su texto “La sociedad transparente” plantea que en la década de los 70 hubo un quiebre con respecto al discurso moderno, apareciendo otros discursos, conocidos como posmodernos, tardo o sobre-modernos, que lo ponen en tensión. Lo que sucede es que empiezan a perder fuerza y aplicación los grandes relatos y se abre una pluralidad de discursos, que toman voz, y que aluden a otras visiones de mundo. Los medios de comunicación tienen un papel importantísimo en ese fenómeno, pues los mass media son los que posibilitan la plurivocidad.

En otro de sus textos “El fin de la modernidad – Nihilismo y hermenéutica en la posmodernidad” Vattimo habla de que la filosofía moderna concibe el desarrollo del pensamiento en un sentido progresivo, así lo nuevo es valioso pues está vinculado con un fundamento que estaría en el origen (y ahí está lo metafísico) y al cual se accede a través del pensamiento. Esa noción es puesta en tensión por Nietzsche y Heidegger. Pero les aparece la dificultad de que al querer superar o criticar desde la distancia ese pensamiento del fundamento puede aparecer el riesgo de hacerlo también desde otro fundamento, y más verdadero. El pensamiento en los siglos XIX y XX necesita fundarse sobre certezas que no sean precarias. En esa visión el ser no está, se desestabiliza, y evoluciona según ritmos necesarios que aseguran una estabilidad ideal. Nietzsche y Heidegger lo conciben de otro modo: como evento, como acontecimiento, y en ese sentido es importante comprender en que condición y situación estamos nosotros y el ser, ya que el ser está en el evento al historizarse él y nosotros.

Primer texto de Vattimo

“Sólo si el ser no se piensa como fundamento y estabilidad de estructuras eternas, sino al contrario, como darse, como acontecimiento, con todas las implicaciones que esto comporta -ante todo un debilitamiento de base, porque como también dice Heidegger, el ser no es sino que acaece-, sólo en estas condiciones, la experiencia estética como heterotopía, multiplicación de la ornamentación, desfundamento del mundo, tanto en el sentido de su situación sobre un trasfondo, como en el sentido de una desautorización global propia, adquiere significado y puede convertirse en el tema de una reflexión teórica radical” . Vattimo. La sociedad transparente (1996: 171)

Este primer fragmento habla de la crisis del sujeto. El ser para Vattimo es ontológico, es previo al lenguaje. Decir ser no es lo mismo que decir sujeto, usuario, ser empírico. Desde esa concepción del ser, trato de identificar aquello por lo que es el mundo sin tratar de etiquetarlo, sin armar una categoría de ello. Trato de zafar de lo categórico e ir a algo existencial. Entonces para zafar de las estigmatizaciones e ir a algo más esencial es que vamos al ser. Este pensamiento tiene que ver con la línea filosófica pre-socrática. Los filósofos que siguen a Sócrates piensan de otra manera. Aristóteles definirá el hombre como animal racional o como animal social o político. Desde esa propuesta el ser no se lo piensa desde lo esencial sino desde la categorización gramatical, desde la lingüística. El hombres es el que domina el mundo, lo estructura y lo sistematiza.

Vattimo va al ser anterior a la posibilidad gramatical, va al ser como acontecimiento, como presencia en el acontecimiento. Ejemplo: Cuando Heidegger hacía sus caminatas en la Selva Negra había un encuentro con esa presencia importante del monte. Es una experiencia del acontecimiento. Suspendo la explicación y me entrego al acontecimiento.

En el acontecimiento hay un debilitamiento de base, el ser acaece, ocurre. Es en esas condiciones que la experiencia estética se puede dar. Vivimos experiencias, caracterizando a la experiencia como estética. Suponemos el mundo como experiencia a través de la estética y ahí se abren mundos.

Cuando Vattimo habla de la heterotopía lo hace en el sentido de reconocimiento de espacios y modelos que hacen mundos, que describen realidades múltiples. La posibilidad de hacer mundo se sostiene en una concepción plural. Desde el planteo heterotópico esos mundos posibles son constitutivos del ser mismo, como acontecimiento o acaecer. Y cuando dice des-fundamento del mundo lo plantea en relación a la disolución de los fundamentos que organizaron la historia del pensamiento moderno y con ellos el ideal de progreso.

Vattimo nos plantea que el ser puede ser acontecimiento si vamos a un encuentro diferente, no de las estabilidades, de los roles y las configuraciones determinadas.

Desde estos otros marcos de pensamiento y herramientas conceptuales podemos acercarnos a la complejidad de lo que vivimos en el mundo en relación a lo estetización del mundo, a la producción de imagen.

Segundo texto de Vattimo

“Gran parte del malestar y de la sensación de crisis que, creo, se advierten en el mundo del arte, parece estar ligada justamente a este fenómeno de estetización. Habiendo perdido sus límites -que las confinaban en el mundo de las puras imágenes, sin relación alguna con lo “real”- el arte y la experiencia estética han perdido, también su definición”. Vattimo. “El museo y la experiencia del arte en la posmodernidad”. (Ravera, 1998,102)

Este segundo texto está relacionado con la crisis de la modernidad en el mundo del arte ligado a la estetización del mundo. La estética deja de ser solamente del mundo del arte. Se produce una crisis del arte cuando sus elementos empiezan a difuminarse. El arte y la experiencia estética han perdido la definición que venían teniendo. Cuando esos elementos estéticos se vuelcan a la sociedad no solo aparece el crítico de arte, sino se empieza a producir otros territorios que piensan lo visual y la imagen, por ejemplo los Estudios Visuales o Cultura Visual. Cuando lo estético estaba en el arte no se podía pensar lo estético en lo social, por ejemplo.

Partiendo de que lo estético habita en lo cotidiano, y que por tanto está en el territorio del diseño, de que el ser es acontecimiento y acaecimiento, que no se puede capturar mediante el lenguaje, que podemos hacer fuga de los sentidos tradicionales de la comprensión y producción del mundo ubicándonos desde la noción de heterotopía, nos interesa preguntarnos, a modo de problematización; ¿A qué se le llama “comunicación visual” y qué sería un diseño dirigido a ella? y por otro lado ¿ qué discursividades emergen del territorio de la producción?

Premisa de trabajo

En la segunda hora y media de clase, tomando como disparador las preguntas formuladas anteriormente, y el marco conceptual trabajado en las diferentes clases, se les planteó a los estudiantes, que reunidos en grupo, y a partir de los textos producidos por diseñadores realizaran el siguiente ejercicio:

1) Identificar una definición sobre esta disciplina. (Diseño de comunicación visual)
2) Seleccionar tres ideas fuerza que la confirmen.
3) Relevar los aspectos políticos, estéticos y éticos considerados en el texto.
4) Para el grupo: ¿cuáles son los aspectos positivos y negativos de dicha definición.

Textos de diseñadores:

modulointroduccion-2012

diseño de comunicacion visual, el nuevo paradigma

En la próxima clase se harán las presentaciones de lo que cada grupo pudo producir.

Bibliografía

marc jimenez

Vattimo Gianni – El Fin De La Modernidad

vattimo-la_sociedad_transparente

Publicado por | 8 de mayo de 2016 - 03:25 | Actualizado: 23 de marzo de 2017 - 14:59 | PDF

Deja una respuesta

Debes identificarte para comentar.