Tematización: Lógicas proyectuales (Ejercicio domiciliario: trabajo obligatorio)

Para pensar lo proyectual del diseño, de cómo lo proyectual se produce como dominio de saber, y así desarrollar esta tematización fuimos a la propuesta de Bonsiepe (condición proyectual), a Otl Aicher (el mundo como proyecto) y a la propuesta de Roberto Fernández (lógicas del proyecto)

Primera parte: Lo proyectual

Bonsiepe (diseñador) nos trae la idea de lo proyectual como dominio, contextualizándolo: el discurso proyectual es propio de los años 50 -atravesado por el sentido de la productividad, la racionalización y la standarización- en un contexto de post guerra donde están presente la demanda de bienes, la producción industrial en serie, un modelo fordista y la proyectación como dominio autónomo. Bonsiepe encuentra que en ese momento se produce una inflexión y es que lo que antes se interpretaba como civilización industrial aparece como manifestación cultural. La mercancía empieza a tener otros atributos. En ese sentido de producción de dominio proyectual aparece una herramienta -que lo sustenta como saber- que es una didáctica proyectual que plantea la metodología como un objeto de saber. Es el gran problema de la didáctica en diseño, pues enseñar a producir un objeto (que organiza un modo de hacer) implica la enseñanza de una metodología. En los años 50 aparece también una extensión de la gráfica a la comunicación visual, apareciendo como un dominio que está en gran tensión con lo gráfico. Y no debemos de dejar de recordar la mirada pragmática que se instala a nivel tecnológico en los polos de producción para producir mejores objetos. Eso pragmático produce un sentido de lo que es el proyecto a nivel instrumental.

Pdf parte 1 clase: Logicas proyectuales 1a parte 2019

Materiales: interfase-bonsiepe

 

Segunda parte: El mundo como proyecto (Otl Aicher)

Archer fue un diseñador gráfico y tipógrafo alemán. En 1953 junto con Max Billy y un grupo de intelectuales crearon la  Hochschule Für Gestaltung, la escuela de diseño de Ulm, Entre sus creaciones se cuentan las imágenes corporativas de Braun, Lufthansa, ERCO y de lo Juegos Olímpicos de Munich.

En relación al texto el mundo de proyecto se trabajó, en diálogo con los estudiantes, con algunos recortes del mismo. 

Primeramente se trajo las semejanzas y diferencias entre la Escuela de la Bauhaus y la Ulm. Ambas escuelas continuaron con la tradición de economía absoluta de recursos en sus cursos preparatorios.  Basaron su orientación metodológica a partir del racionalismo. En un principio la ULM se aproximó a los valores de la Bauhaus: aproximación al diseño a partir de la intuición y descubrimiento exploratorio, y con la valoración de la creación individual y artística. Las dos escuelas contaron con un curso preparatorio donde los alumnos iniciaban sus primeras experiencias y comenzaban a desarrollar sus conocimientos. Ambas estudiaron teórica y práctica del concepto de función y productos de diseño que tomaban como base dicho concepto. 

La Bauhaus (1929) en donde se destacaron figuras como Johannes Itten, Paul Klee,Theo Van Doesburg, etc. fue una escuela de artesanía, diseño, arte y arquitectura. Se propusieron crear productos que poseyeran un alto grado de funcionalidad y que fueran asequibles económicamente para la mayor parte de la sociedad. Le interesaba una formación gráfica y pictórica, que abarcaba tanto el dibujo artístico y la pintura como el dibujo arquitectónico y proyectivo, el diseño de exteriores o interiores y el de muebles u objetos de uso cotidiano.

La Ulm (1953)  fue una escuela universitaria de diseño, en donde trabajaron diseñadores como Tomás Maldonado, Dieter Rams, etc, que progresivamente se fue asociando a la empresa. Le imprimieron un sentido científico y objetivo al diseño, recurriendo a las matemáticas, la geometría, la técnica, a una continua experimentación e investigación metodológica. Tenían como objetivo satisfacer necesidades sociales con objetos que poseyeran un alto grado de funcionalidad práctica técnica. En la Ulm se fue dando un proceso de desprendimiento del diseño del terreno del arte. Así el diseño -a través de su enseñanza- se separa de las artes aplicadas para acercarse a la ciencia y la tecnología, marcando una racionalidad del diseño. La ULM se enfocó en una diversidad de diseños: Comunicación Visual, Diseño Industrial, Construcción, Informática y Cinematografía.

Seguidamente se trabajó con otros recortes del texto que dan cuenta de que el hombre se encuentra rodeado de lo que ha proyectado (como producción cultural), manteniendo un vinculo con las cosas en cuanto una estética del uso. A su vez ese proyectar genera mundos allí donde se encuentra la teoría y praxis. Así “el proyecto excede la teoría y la praxis señalando no sólo una nueva realidad, sino también nuevos razonamientos”. Esa proyección de mundo se da en el hoy en una existencialidad estética que se asocia al valor de uso. 

 Pdf parte 2clase: Aicher – El mundo como proyecto

Materiales: el_mundo_como_proyecto-Otl-Aicher1

 

Tercera Parte: Lógicas proyectiles

 La primera pregunta a responder es:

¿Qué entendemos por lógica proyectual?

Es una herramienta para la acción proyectual que implica una forma de razonar una priorización de elementos de acuerdo a una concepción teórica determinada. En consecuencia estamos frente a una conducta proyectual diferencial.

En palabras del arquitecto argentino Roberto Fernández (RF) la lógica proyectual se define como un espacio intersticial entre la disciplina y la profesión.

En ese sentido, entiende disciplina como el cuerpo teórico de una determinada

actividad creativa y profesión como el saber hacer. En términos muy generales puede asimilarse profesión a oficio o al conjunto de habilidades y uso de herramientas a efectos de lograr un resultado, en este caso arquitectónico.

Entendida de esta forma, la lógica se distingue del método -tan relacionado a la manera proyectual del movimiento moderno y en particular de la Bauhaus- en que este es una secuencia de pasos, un algoritmo o un protocolo que habilita a la consecución de un resultado razonable mientras que la lógica proyectual es un conjunto de supuestos que, agrupados, establecen una conducta.

La forma de abordar el tema asume como bibliografía y ejemplos los relacionados al proyecto arquitectónico con lo que se partiría de una reducción del tema a un aspecto específico de la actividad creativa. En principio es posible argumentar que aún con todas sus particularidades cuando se habla de proyecto se está nombrando al diseño por lo que la categorización de diferentes lógicas proyectuales podrían ser trasladables a difrentes prácticas de diseño.

Tal vez el espesor histórico en cuanto a reflexión teórica en el campo de la arquitectura sea mas grande que el referido a las otras formas del diseño. La abundancia de tratados y manuales desde Vitruvio (siglo I AC), la reelaboración que en el siglo XVI realiza Alberdi, la abundante producción académica francesa desde Blondel a Violet Le Duc o de Durand a Gaudet  así lo muestran. Son más escasas las reflexiones referidas al diseño gráfico o industrial, probablemente para rastrear sus inicios debemos referirnos a William Morris y el movimiento Art and Craft a mediados del siglo XIX o a la producción del Bauhaus en el siglo XX.

Entendemos al diseño en general no como un acto final sino un proceso en el cuál se desarrollan lógicas propias. Si bien se está ante una acto creativo, en ningún caso es concebido como un plumazo de inspiración sin referencias teóricas ni reflexiones asociadas. En ese sentido es que se habla de un proceso y que es posible analizarlo desde las lógicas generadoras de éste.

Como en toda clasificación es necesario realizar alguna salvedad. En este caso referida a los límites establecidos para la exposición, estos son siempre algo más difusos y hay territorios de frontera (borders) en que las categorías se confunden. No obstante a efectos de mantener la claridad del planteo es necesario moverse con un relativo esquematismo. Un análisis detallado de otros ejemplos puede enriquecer el panorama.

Con todas las consideraciones realizadas se presenta una cartografía o mapeo de las lógicas proyectuales para el caso de la arquitectura.

En la lám. 5 del ppt, se ubican todos los conceptos y categorías a utilizar antes de realizar una sistematización de ellos y agruparlos de acuerdo a un fin específico. El resultado de selecciones diferentes obedecería a conceptos teóricos diversos. Por considerarla útil se utiliza la realizada por RF que agrupa 8 temas o cuestiones en pares:

  1. tipo / análisis
  2. forma / discurso
  3. estructura / evento
  4. producción /contexto

Según procesos o lógicas proyectuales: análogico, morfológico, fenomenológico y tecnológico, se cruzan con megatemas como la comunicación, la sustentabilidad y la productividad.

Es de hacer notar que la primera fila del cuadro (tipo-análisis), la disciplina es autónoma con lo que destaca su carácter independiente y el resultado de la producción como el desarrollo de un discurso propio de ella sin relación alguna de dependencia hacia otro campo de conocimiento, por lo tanto es autónoma.  En los otros tres casos la producción depende de una lógica proyectual dependiente e íntimamente relacionada con otras disciplinas. En tales casos la lógica proyectual y la producción es heterónoma. En cada uno de estos se especifica hacia que campo está dependiendo. Ver lám. 7.

TIPO–ANALISIS

Antes de comentar esta lógica conviene aproximarse a una definición de “tipo” o, al menos reseñar algunas de sus características. 

Se puede definir al tipo como un producto del análisis de los edificios que desemboca en una abstracción de ellos y los distingue en familias de tales. Según Aldo Rossi en el tipo todo es impreciso y todo es vago. Es independiente de la función y se define por la disposición de sus partes fundamentales. A modo de ejemplo se puede citar a la planta basilical la más común en las iglesias) que tiene su origen en un ordenamiento lineal del espacio apto para mercado en la época del imperio romano. Luego es tomado como disposición clásica de los templos cristianos al extremo de que se nombra de esa forma a algunos de ellos, Como trasposición en el tiempo puede aventurarse la opinión que el Mall (shopping) tiene su origen tipológico en estas plantas basilicales.

Similar situación puede utilizarse para las plantas claustrales y las casas-patio.

Siguiendo con el razonamiento de Aldo Rossi, el tipo se diferencia del modelo en que en este último todo está definido para ser reproducido de la misma manera. El tipo es una fuente de creación mientras que el modelo es el punto de partida de una repetición.

De la propia evolución de la utilización de algunos tipos se demuestra su independencia de la función que contienen (de mercado a iglesia, de convento a espacio educativo etc).

Como ejemplo de una lógica proyectual referida al tipo y a la analogía se muestran imágenes del Teatro del Mundo. Este proyecto se basa en el tipo de teatros que flotaban en los ríos del Venetto. Convertido en un tipo es reelaborado por Aldo Rossi y construido para ser expuesto en Venecia. Del análisis al tipo y a la forma análoga.

Para demostrar algún terreno de frontera dentro de la clasificación se toma el ejemplo de la cafetera de Rossi hay una trasposición de la marca de autor a un objeto de diseño industrial. Se pasa del tipo arquitectónico al proyecto y del proyecto a

la marca. Ver láminas 12, 13 y 14.

FORMA, DISCURSO, COMUNICACIÓN

La segunda lógica proyectual está en función de la comunicación por lo tanto es heterónoma.

Considerar a la arquitectura como un campo de significación y de comunicación no es únicamente una manera de leer los objetos y utilizar a la semiología para analizarlos. Es una lógica que se hace explícita en producciones concretas. El monumento en si mismo está pensado como un elemento comunicativo que “memora” (conmememora) algo y por lo tanto comunica. Es el acto de comunicar a través del trabajo formal.

Todo lo morfológico está en relación y dependiendo de convertir al edifico en símbolo, en signo, en monumento, que se deslinde del entorno y que lo lleve a ser algo propio, diferente: un lugar. Para ese fin la comunicación es el factor fundamental a contemplar.

El caso del Museo Guggenhein del Bilbao es casi paradigmático al respecto. La forma que adquiere y el despliegue morfológico realizado está relacionado a la manera en que el edifico se autonomiza del resto y comunica su importancia. Ver lám. 16 y 17.

Similar intención puede atribuirse a la Opera de Sidney o al propio Guggenhein de New York de Frank Lloyd Wright (lám.18)

Ejemplos más cercano a lo kitsch y en franca relación con el Pop Art son los mostrado por Venturi-Scott Brown en su libro Aprendiendo de Las Vegas. Lo construido adquiere la forma del mensaje a dar, de tal manera que el kiosco tiene una dunnut o la casa de té una forma de tetera. La imagen del Streep de Las vegas (lám.22) donde el neón es su arquitectura y el mensaje publicitario su paisajes es elocuente al respecto de una lógica que subordina  la arquitectura al mensaje.

ESTRUCTURA ,EVENTO. SUSTENTABILIDAD

Cuando se habla de estructura en esta parte se está aludiendo a los conceptos derivados del pensamiento de los estructuralistas con fuerte ancla en los estudios de la lingüística y de la antropología. En ninguna caso se refiere a las determinantes que provienen de la estabilidad de los edificios.

Desde otra corriente filosófica las vivencias, percepciones y el empirismo intuitivo de lo inmediato da pie a una lógica de lo fenomenológico.

Guy Debord y la Internacional Situacionista aportan en el sentido de una lógica proyectual vinculada a lo que denominan Psicogeografía como ciencia que da pie a lecturas y proyectaciones de la ciudad sobre la base de interpretaciones subjetivas del espacio y el tiempo relacionadas con las percepciones de los ciudadanos. Las partes relacionadas por flechas de las Naked City (lám.24), la alusión a las líneas vacías y al sistema de metro de París son elocuentes en cuanto a la consideración de la lógica de proyectación en relación a los acontecimientos, la creación de polos de atracción no permanentes y la concepción del espacio como  campo gravitacional en que desarrollar la “deriva” urbana. La síntesis de este movimiento reside en el proyecto New Babylon de Constant (lám 25).

Esa línea de pensamiento da pie a otra en que el “nomadismo urbano” genera la lógica de lo efímero. Caso particular de la Chica Nómade de Tokio que presenta Toyo Ito para la cual crea instalaciones que son la nueva forma de habitar en una megalópolis como Tokio.

Esta lógica basada en lo inmaterial en el acontecimiento y en el ordenamiento interno de los proyectos se vicula, a su vez, con la estética de la desaparición y de lo efímero. El proyecto Blur Building de Diller Scofidio +Renfro en el que se prioriza el carácter de atmósfera para un pabellón en la Swiss Natinal Exibition (lám 26).

La recientemente incorporada lógica proyectual de la sustentabilidad abre una panorama nuevo y no muy explotado al pensamiento arquitectónico donde el manejo de las energía, la utilización del territorio y los materiales locales plantean discursos diferentes a los del main stream disciplinar.  

TECNOLOGÍA ,PRODUCTIVIDAD

En la cuarta lógica, la tecnología se convierte en el leitmotiv del proyecto y su imagen.

En la década del 60 la irrupción de las imágenes producidas por el grupo Archigram en que unen el pop de las historietas de ciencia ficción con las ideas de una nueva tecnología que arroja una imaginería de edificios enchufables (Plug in city) -lám.29- o deslocalizados (Walking city) con un discurso algo ingenuo entre la admiración y el determinismo tecnológico, dan un impulso importante a la estética de lo tecnológico como paradigma de la época. Estos discursos dibujados dan pie a construcciones de imagen francamente industrial como el Centro Pompidou de Piano y Rogers (lám 32).

Tal lógica proyectual lleva a afirmar a Rem Koolhaas que le aterra la situación de que el 80% de las decisiones de un proyecto no estén en manos de los autores sino en dependencia de los especialistas en cada rama tecnológica de las que integran una obra llevada adelante con esa lógica. El ejemplo de la casa que construye en Bordeau (lám. 31) para un minusválido en que el centro compositivo es un elevador que se habita y con un planteo de estructura portante muy exigente, lo demuestra .

En cada uno de los casos de esta lógica proyectual se discute si es genuina en su planteo o usa simplemente una imagen como forma de diferenciación pero eso requiere de un análisis más profundo que está fuera de los alcances de esta clase.

Un pequeño apéndice está vinculado a un proyecto y un fragmento de discurso en torno al tema de la ecomonumentalidad.  El proyecto es la terminal de Yokohama de Zaera Polo y Moussavi (lám.33) en que la lógica proyectual y la tecnología tienden a crear un nuevo paisaje en que el proyecto es en si mismo una topografía.

El discurso pertenece a Juan Herreros y refiere a la actitud proyectual respecto del paisaje.

Para cerrar esta tercer parte se trajo un recorte de un texto:

ECOMONUMENTALIDAD

Nos han acostumbrado a pensar la arquitectura en función del lugar, entendiendo que en él podríamos encontrar las claves con las que abordar el proyecto. Muchas son las formas de anclaje al lugar desarrolladas en las últimas décadas; desde las de raíz fenomenológica (Anchoring es el título de un texto significativo de Steven Holl) hasta actitudes que parten de la escuela de Francfort (Kenneth Frampton y su contextualismo) pasando por la influencia bergsoniana en la obra de Rafael Moneo o la estructuralista del genius loci en Aldo Rossi. Pero en los últimos años estamos asistiendo a una transferencia significativa: todo lugar ha pasado a ser entendido como un paisaje, sea natural o artificial, y éste ha dejado de ser ese fondo neutro sobre el que destacan objetos artificiales arquitectónicos, más o menos vocacionalmente escultóricos, para ser objeto de interés primario, foco de la atención del arquitecto. Así, modificado el punto de vista, EL PAISAJE PIERDE SU INERCIA Y PASA A SER OBJETO DE TRANSFORMACIONES POSIBLES; ES EL PAISAJE LO QUE PUEDE PROYECTARSE, LO QUE DEVIENE ARTIFICIAL. Al mismo tiempo, la arquitectura inicia procesos aún difusos de pérdida de definición tradicional, en los que es obvio un interés creciente por incorporar una cierta condición naturalista tanto en los aspectos geométricos y compositivos como en los constructivos, a la búsqueda de una sensibilidad medioambiental y de una complejidad formal que respondan con precisión a los nuevos valores de nuestra sociedad. El proyecto queda validado en tanto que construya una completa redescripción del lugar; que proponga, ante todo, la invención de una topografía. Se rescata, así, con este doble movimiento desde la naturaleza al proyecto y del proyecto a la naturaleza, una condición “ecomonumental” que comienza a abrirse paso, inexorablemente, más allá de cualquier argumento de oportunidad, de una forma que otros no dudarían en denominar “espíritu de los tiempos” o “voluntad de una época”. ¿Cómo podríamos avanzar en esta investigación, qué actitudes proyectuales e ideológicas debiéramos primar, qué técnicas soportarían mejor estos objetivos? Iñaki Ábalos & Juan Herreros.(Revista 2G n°22).

Pdf parte 3 clase: Logicas proyectuales Andrea Sellanes Eyd2-2019

Materiales: 

Lógicas-del-proyecto-Roberto-Fernández

Ecomonumentalidad

 

Ejercicio domiciliario

Reunidos en equipo o individualmente, se les solicita:

-Relevar cuatro proyectos de diseño (en diferentes áreas), que respondan a las clasificaciones de lógicas proyectuales desarrolladas en clase.

-Argumentar la correspondencia de cada proyecto (y de sus caracterizaciones) a una clasificación particular de lógica proyectual.

-Anexar material mínimo sobre cada proyecto y su diseñador (texto e imágenes).

Entrega en formato impreso el 27/5/19 en horario de clase.

 

 

 

 

Publicado por | 17 de mayo de 2019 - 00:02 | Actualizado: 8 de junio de 2020 - 19:57 | PDF

Deja una respuesta

Debes identificarte para comentar.