Iglesia de Malvín Nuestra Sra. de Lourdes

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr
Dimensiones:
- área cubierta 3300 m2
- bóvedas autoportantes luz transversal 3.25 m, flecha 0.70 m

Fecha: junio 1965-agosto 1968

El proyecto incluía la reforma de la Casa Parroquial y la construcción de un nuevo templo. El predio de la obra está ubicado en un barrio residencial, en su mayoría unidades unifamiliares, bajas y de frentes enjardinados. Por el trazado de las calles la Casa Parroquial y el Templo sobre todo, tienen su frente a un espacio más abierto que le da mayor perspectiva sin abrumar el entorno. A lo largo de casi tres años de obra, con un escaso presupuesto que hizo fracasar la ejecución del Templo, se construyó primero parte de la torre del presbiterio y luego la Casa Parroquial y luego

Casa Parroquial. Este edificio partió de la reforma de una vieja casa que cumplía estas funciones y tenía como objetivo alojar al cura párroco y su ayudante y además resolver las necesidades de local que implica desarrollar las tareas pastorales y educativas de la comunidad. El cuerpo de este edificio se unía al cuerpo principal de la iglesia mediante locales de uso litúrgico con el bautisterio integrado. El edificio austero y funcional está construido con muros dobles, portantes, de ladrillos cerámicos de fábrica en el exterior y muros en ladrillos de campo pintados a la cal en el interior. Los entrepisos están resueltos con bóvedas de ladrillo de campo, regularizadas en la superficie con losas planas prefabricadas. El techo es un conjunto de cinco bóvedas iguales, de cañón corrido, que llegan caladas al filo de la fachada aliviando el impacto visual sobre las construcciones vecinas y dando apoyo a una sombra vegetal.

El Templo. Se proyectó construir el nuevo templo por fuera del actual para que la interrupción de los servicios religiosos fuera por el menor tiempo posible. Por falta de dinero lo único que se construyó fue parte de la torre del presbiterio con una altura de 27 m. El material cerámico empleado fue diseñado especialmente para que las curvas se vean sin quiebres a la vista y generen una superficie continua y plana, donde la forma alcanza su máxima expresión.

------------------------------------------------------------------------

Comentarios de Dieste sobre el proyecto y la construcción del Templo de Malvín, extraídos de una carta de Dieste a la Arqta. María Bottero en febrero de 1971.

Esta iglesia, de dimensiones importantes, se pensó como centro de un grupo de parroquias pequeñas. Se proyectaba cubrir con la iglesia a construir, la actual, muy pequeña, y reformar la casa parroquial.
La obra está interrumpida por falta de medios.
Se ha construido sólo la torre, a la vez campanario y presbiterio, y la reforma de la casa parroquial.
La estructura de la nave es semejante a la de Atlántida: una especie de pórtico laminar superficial, "articulado", a cierta altura, en una ménsula empotrada en el suelo.

La torre presbiterio-campanario, tiene 27 m de altura. Está formada por dos paredes, ligeramente armadas, de 11cm de espesor, la interior revocada, separadas 74 cm. Entre las dos paredes, está la escalera que lleva hasta la parte superior de la torre, y hasta las campanas. En esa parte superior, y entre las dos paredes, hay un piso, que oficia como de marco o tímpano, en forma de herradura, vinculando las dos paredes que son cáscaras empotradas, con pilotes, en el suelo. El empotramiento es indispensable; la torre es muy liviana y con nuestros fuertes vientos podría llegar a volcarse.
El campanario terminaría con una cúpula calada, teniendo además un gran lucernario que mira al Este.

Geométricamente, el presbiterio-campanario es una superficie reglada formada. por un cono y una serie de conoides, acordadas de modo de tener planos tangentes comunes.

Al lado del presbiterio se estudió una pequeña capilla, mas íntima, donde se dirían las misas entre semana.

Como la obra se iba a hacer por etapas, estaba pensada en general, pero no resuelta detalladamente. Se proyectaron del todo la torre y la capilla, que se pensaban construir en la 1ª etapa. La capilla, que no se llegó a construir, y de la que mando un detalle en planta y un corte, se ve en la maquette. Estaba formada también por una sucesión de conoides, tangentes a un plano común. Recuerdo que me dio mucho trabajo geometrizar la idea inicial, (es uno de los grandes problemas en arte), manteniéndome fiel a ella, no empobreciéndola.

La subida al campanario es divertida, incluso preví algunos pequeños agujeros o mirillas, en la pared que da al presbiterio, desde los que se vería la nave. Arriba la vista es muy hermosa y el paisaje toma una dimensión especial, mirado desde las estrechas ventanas. Creo que muchas veces al pensar un proyecto, esquematizamos en exceso las funciones. El campanario, decimos, es para colgar las campanas, basta entonces una pértiga. Es más razonable integrar funciones como en este caso, haciendo del campanario parte del presbiterio, pero además no sirve solo para colgar las campanas, sirve para ver la iglesia desde un punto de vista que nos la haga ver de veras, para descubrir el paisaje, para contemplar, en definitiva.

Constructivamente la torre se hizo con las técnicas, para hacer superficies regladas, descritas en la explicación del tanque.

1º) Sobre la fundación se marcó la sección de la torre.

2º) A 4 m de altura, se dispuso una guía con la forma de la sección de la torre a esa altura, hecha con hierro de obra soldado. El costo de la guía fue de 2 jornales de oficial, mas el costo del material que es despreciable y, que luego se usó como armadura, en la construcción de la parte de la Capilla, común con el presbiterio. Se dan estos datos para mostrar lo racional del proceso constructivo.

3º) Se levantaron las paredes hasta los 4 mts guiados por el replanteo con hilos.

4º) Se continuó la pared, prolongando los hilos de guía, con maderos fijos a la parte ya construida de la pared.

5º) No se necesitaba andamiaje; los obreros trabajaban apoyados en una plataforma, apoyada a su vez en las dos paredes.

6º) Las dos paredes se calcularon como cáscaras, vueltas indeformables por el piso tímpano superior, ancladas en el suelo, la armadura necesaria es pequeña, la horizontal, con alambre de acero de 3 mm, la según las generatrices, de acuerdo al momento del viento.

7º) La escalera se hizo prefabricando los escalones y montándolos entre las paredes.

8º) El precio total de la parte de torre y capilla realizados, con fundaciones, escalera, todo, fue de U$S 5500.-

La casa parroquial es una reforma de la casa antigua. Estructuralmente, lo interesante que tiene, es una cáscara de 6 x 8 mts., que es techo de uno de los locales de planta baja, y a la vez piso, sobre el que cargan paredes y techos de la planta alta, una carga bastante importante. La cáscara tiene el espesor del ladrillo, 5 cm, 5 y nervaduras, que trabajan como arcos de 3 articulaciones, sobre lo que apoyan los pisos que son losetas prefabricadas. El precio de este entrepiso resultó mucho más bajo que el de un entrepiso convencional.

La pérgola que se ve en las fotos, toda de ladrillo, deberá con el tiempo cubrirse con enredaderas de hoja caduca, que dejen pasar el sol de invierno y den sombra en verano.

Con la técnica descrita para la torre tengo pensada y anteproyectada una iglesia, que me gustaría poder construir algún día.

Fue pensada en principio, para un terreno con un fuerte desnivel. Se accedería a la iglesia por una galería cubierta en rampa, que desembocaba al eje de la nave. Esta se iría revelando al que llega, por ventanas estrechas y profundas, entre rampa y nave. La forma de esta, que muestra el croquis, es la que mas se adecua a la liturgia. Toda la iglesia sería una torre, de unos 50 mts de altura, hecha como la torre de Malvín, terminada arriba por una cúpula muy calada, única fuente de luz. Un altar y un buen crucifijo.

De la cúpula del techo pensaba colgar una serie de figuras de ángeles, (hechas con acero inoxidable en barras y cristal o acrílico de colores), formando una espiral, cuyas figuras, de tamaño decreciente para enfatizar la perspectiva, se perderían en la luminosidad de la cúpula. La idea tan profunda de la escala de Jacob.